Blog

Magosto

Hace unos días hemos subido una entrada a este blog sobre el Samaín, y, como muchos de vosotros sabréis, esta festividad ancestral está estrechamente relacionada con el magosto. La noche del 31 de octubre se celebra el fin de las cosechas, siendo considerado por los celtas como “Nuevo Año Celta”. En este punto se encuentra la relación entra ambas festividades, ya que la castaña es el último fruto de la temporada. De hecho, en la época paleolítica, los humanos se alimentaban a base de castañas y bellotas, y poco a poco la castaña pasó a ser motivo de culto en honra hacia las buenas cosechas.

Diferentes historiadores afirman que en realidad Magosto y Samaín son en esencia la misma fiesta. La Iglesia católica intentó suplantar la fiesta del Samaín con otra celebración de origen cristiana que daría lugar al magosto, pero ello no impidió que la gente siguiera celebrando el festejo original. Curiosamente, hoy en día, en muchas zonas de Galicia han dejado un poco de lado la celebración del propio magosto para recuperar la fiesta del Samaín, adquiriendo a su vez costumbres y rituales del Halloween moderno.

La celebración de un buen magosto requiere la reunión de un grupo de amigos alrededor de una hoguera. El espacio más habitual para ello es en un entorno natural donde degustar productos autóctonos como vino y carnes. Por supuesto el producto estrella no puede ser otro que la castaña, que se asan en la misma hoguera. A su vez, los presentes charlan y cantan distendidamente para finalizar saltando dicha hoguera. Los magostos son típicos en toda la comunidad gallega, especialmente en Ourense.

Por otra parte, es importante añadir que la celebración del magosto no es exclusiva en Galicia, ya que en otros territorios del panorama nacional e internacional también se celebran. En diferentes espacios limítrofes como la comarca del Bierzo y Puebla de Sanabria conservan esta fiesta tradicional que siguen celebrando en los primeros días de noviembre. Incluso en el norte de Portugal comparten este evento tan característico. Otra zona donde se sigue celebrando es Asturias donde es llamado magostu.

Para finalizar, nos gustaría añadir que en lugares alejados de esta tierra se celebran eventos que contienen conexiones muy cercanas al magosto tradicional gallego. Estas conexiones se ven reflejadas en elementos en común como las castañas o el fuego. Un ejemplo de ello sería la festividad de los Santos Difuntos en México, donde estos elementos comunes tiene una explicación muy interesante. Incluso los carnavales gallegos contienen costumbres cuyo origen puede guardar relación con el magosto. Pero esto lo abordaremos en otra entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *