Blog

Conjunto histórico-artístico de Ribadavia

Situada en el suroeste de la provincia de Ourense, Ribadavia es conocida como el “corazón del Ribeiro”. En esta emblemática localidad, a orillas del río Avia, se encuentra uno de los conjuntos histórico-artísticos más reseñables del panorama gallego. Rodeado de valles y montañas verdes, la pequeña urbe cuenta con un elenco de recursos patrimoniales, gastronómicos y culturales que se combinan en perfecta armonía para hacer del enclave uno de los puntos de referencia turística en el interior de Galicia.

Ribadavia se presenta como un lugar idílico para aquellos que buscan experiencias realmente cautivadoras, comprobando así, como sus sentidos se agudizan gracias a los tesoros que el conjunto guarda con recelo. Vino DO Ribeiro, tradición judía, arquitectura románica y patrimonio natural son solo algunos de los reclamos que esta pequeña villa ofrece a sus invitados.

Cuentan las crónicas de la capital histórica del Ribeiro, que ya los romanos hicieron de esta zona su morada, desarrollando un arte vinícola, del cual, aún hoy se recogen sus frutos. Pero es en el siglo XI cuando da comienzo la auténtica historia que situará a Ribadavia en el mapa.

La llegada del Rey García produjo un efecto expansivo en Ribadavia, consolidado en el siglo XII gracias a la comercialización del vino por el norte de España. En este contexto, la afluencia de hebreos fue una constante durante años posteriores. Viendo el gran atractivo de negocio que se estaba desarrollando en la zona, judíos procedentes de diferentes países formaron una comunidad plenamente integrada en la sociedad cristiana de la época.

Durante cientos de años se fueron sucediendo episodios históricos que potencian el atractivo patrimonial de la localidad. Enfrentamientos bélicos entre batallones ingleses, con el Conde de Lancaster a la cabeza, y la población ribadaviense; traiciones de judíos reconvertidos, como el caso de Malsim o heroínas como las hermanas Touza son algunos de los eventos que dibujan parte de un legado cultural único en Galicia.

Al mismo tiempo, Ribadavia esconde un patrimonio arquitectónico abundante, variado y diferenciador. El Castillo, la iglesia de Santo Domingo (uno de los mejores ejemplos ojivales gallegos), la torre renacentista del Ayuntamiento, el Pazo de los Condes, la Casa de la Inquisición y el Convento e iglesia de San Francisco (hermoso conjunto barroco) custodian esta atractiva oferta cultural.

Del mismo modo, y al igual que en el resto de la provincia, el románico juega un papel fundamental dentro del conjunto histórico-artístico de la villa. En la iglesia de San Juan y en la de Santiago, antiguo hospital de peregrinos, se pueden apreciar los detalles más relevantes de un estilo, que desde tiempos inmemoriables forman parte de la idiosincrasia cultural de la provincia de Ourense.

Por último, y no menos importante, es el aspecto lúdico y festivo de la localidad. Actividades culturales, fiestas y ferias complementan una oferta que tiene su clímax en el mes Agosto, gracias la celebración de la Fiesta de la Historia. Todo ello desarrollado en un contexto gastronómico en el que el vino y la repostería (roscos, almendrados y milindros) son los grandes protagonistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.